Skip to content

Agur Aker

6 octubre, 2009

Hoy estoy triste, muy triste.

He llegado a casa y Aker nuestro perro, no ha salido a saludarme No estaba. Se nos murió el pasado domingo. Tenía casi 13 años. Pobre Aker. Un “perrito de Aguas”. Se lo llevó un edema pulmonar.
Le acharremos mucho de menos. Ocupaba un espacio muy importante en nuestras vidas, nos hacía mucha compañía. El hueco de su cama ha quedado vacío.
Era un perro, muy bueno, extraordinario. Muy inteligente,muy expresivo, obediente, sumiso, fiel, muy gracioso, alegre y muy, muy cariñoso.
Nosotros le queríamos mucho.
Ha sido bueno hasta para morir. Nos evitó tomar la trágica decisión de pornerle la inyección letal.
Me reconforta el hecho de que sus últimas horas las pasé disfrutando de su compañía en el campo. Lo que más le gustaba.
Ya a la vuelta a casa se empezó a encontrar mal, le tuvimos que llevar a la clínica veterinaria y ya no volvió a casa. Murió en nuestros brazos. Una manera de devolverle con gratitud su cariño hacia nosotros.
Su presencia aún está en casa, parece que suenan su pisadas, aún noto la cálida presión de su cabeza sobre mi pierna cuandome siento a la mesa. Aún noto cómo me empuja el brazo pidiendo carícias. Y cuando abró la puerta para entrar le oigo cómo viene a saludarme.
Me va a costar acostumbrarme a su ausencia. Y temo los momentos de dar explicaciones a la gente del barrio cuando me vean solo. Me veían mucho con él.
Se les coge mucho cariño a los perros, se convierten en uno más de la familia.
A NUESTRO PERRO… AKER
De todo te das cuenta…
Vigilas mis estados,
y sabes si la alegría o la tristeza
consumen a mi corazón y abruman mi alma…
Me miras en silencio, y hasta me hablas
con gruñidos y saltos que a veces no soporto,
eres el leal amigo que en las noches
guarda mi sueño, a veces intranquilo,
y el que echado a mi lado comparte hora tras hora
la soledad que dejaron las ausencias…
Eres fiel al extremo de la muerte
lo sé… me lo demuestras sin reparos,
por eso amigo… te dedico esto…
Que seas feliz en tu viaje, quizás nos veamos en alguna dimensión de la fantasía

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Julen permalink
    7 octubre, 2009 6:08 AM

    Vínculos afectivos, ¿verdad? Somos curiosos, los humanos. Ánimo.

  2. 7 octubre, 2009 6:18 AM

    Eskerrik asko Julen, sí somos muy “raros”.
    Los vínculos afectivos es algo vitalmente neceaario en nuestras vidas, forma parte, diría yo, de las estrategias de supervivencia.
    Tenemos esa necesidad de proyectar nuestro afecto.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: