Skip to content

Una Historia de Vida y…..un Futuro posible

24 noviembre, 2009

Detenemos el viaje hacia Normandía.
El motivo, la ocasión y el corazón así me lo dicen.

Una de mis aficiones, más bien pasiones, es la fotografía. Una afición compartida por miles de personas a lo largo y ancho de este mundo. En mi caso, de vez en cuando, suelo exponer en el bar Otxanda, del que un amigo mío es socio.
En estos momentos y hasta el día 13 de Diciembre tengo expuesta una colección de fotos que forma parte, como uno de los 78 participantes, en el concurso amateur de “Periscopio 2009. Una Mirada el Fotoperiodismo” que se compone de 10 exposiciones profesionales y una amateur. Pero esta está compuesta por 78 exposiciones en diferentes – y de lo más variado – locales comerciales y de hosteleria de Vitoria-Gasteiz.

Aquí os dejo mi propuesta fotográfica

PRESENTACIÓN:
Fotografía Social

La fotografía como documento social nos permite poner de manifiesto y de forma gráfica los problemas sociales.
Los procesos de exclusión social debemos entenderlos como una negación de derechos sociales y oportunidades vitales fundamentales.
La dimensión más extrema de estos procesos y paradigma del desarraigo social la representan las Personas sin Hogar.
Personas con historias de vida llenas de sufrimiento y sucesos traumáticos, con rupturas personales encadenadas que terminan afectando a todas las facetas de su relación familiar y social:
Aislamiento social, pérdida de confianza en sí mismo, riesgo de deterioro de la salud, tensión familiar, ruptura de lazos sociales, pérdida progresiva de la capacidad de reintegrarse al mundo laboral,…..
Las Personas sin hogar son la Imagen estética de la exclusión social.
Sin embargo, con ayuda e intervención social especializada, es posible dejar atrás estos procesos y situaciones de dolor y sufrimiento. Una apuesta personal de esperanza, autoconfianza en el futuro, optimismo, ilusión, coraje y reaprendizaje, pueden abrir el camino hacia una búsqueda de oportunidades, hacia un Cambio de Vida.
En este duro camino, los perros ayudan a paliar, la soledad, el aislamiento social y la falta de relaciones afectivas. Para una Persona sin Hogar el perro representa su única familia, su única posibilidad afectiva, de tal manera que se hacen inseparables.

En esta exposición se plasma un caso de superación, de esperanza, de optimismo vital, de propuesta de futuro positiva, de grandes pasos hacia una nueva vida:
“En los libros encuentro mensajes positivos”

“Una historia de vida y …un futuro posible”.

Está montada sobre cartón porque este material representa el único cobijo que las Personas Sin Hogar tienen en sus noches a la intemperie.

“Enfrentarse a sí mismo”
Para iniciar los procesos de reinserción y recuperación es fundamental una búsqueda interior, reconocer y enfrentarse a sus problemas, a sus emociones (miedos, ansiedades, tristezas, iras, frustraciones), darse permiso,
estar dispuesto a recorrer el duro camino hacia el cambio.
“Buscando el futuro juntos
Entre los dos es más fácil.
Cualquier decisión es tomada pensando en los dos.
Perro y Persona son inseparables.

Cambio de hábitos”
La ayuda e intervención social profesional e individualizada han influido en un paulatino cambio en todos los órdenes de la vida.
El cambio de la situación de exclusión residencial a través del acceso a una vivienda, ha posibilitado una normalización en los hábitos de vida.
Desde no dormir en la calle, no estar día tras día a la intemperie, a una mejor y más adecuada alimentación, higiene adecuada y por tanto, en la salud, hasta un aumento de la autoconfianza, autoestima y restablecer relaciones afectivas.
Salud”
Disponer de una vivienda ha influido de forma directa en una vida más organizada y saludable, con una mejor y más equilibrada
Alimentación que ha incidido en una mejoría en la salud.
Cambios que se van produciendo poco a poco.
Quedan algunas secuelas “por dentro”, y algunos hábitos para cambiar.

Estudio”
(En los libros encuentro mensajes positivos)
La reincorporación al sistema educativo ha supuesto una mejora
en el aspecto lingüístico e intelectual, recuperación de la autoestima,
sentir la capacidad de generar proyectos de vida,
reencuentro con contextos de relaciones sociales perdidas.
El estudio, la lectura, obligan a pasar más horas en la vivienda, generando la esperanza de que algún día se vuelva a convertir en un hogar.
Recuperación de los contactos con la familia. Superar la sensación de soledad y marginación
“Estética”
La estética adoptada refleja identidad, una forma personal de
autoafirmación de juventud que no guarda relación con
el duro contexto de vida pasado.

Muestras de cariño”
Existe una gran necesidad de dar y recibir permanentes muestras de afecto, cariño y calor del contacto físico. El perro permite proyectar la afectividad y el cariño.

“Ocio, diversión”
Una vida más organizada ha incorporado
momentos de diversión y ocio sano ayudando
a recuperar la energía vital, la alegría y la esperanza.
En este caso se centran en juegos con el perro.
El Futuro en la mochila”

En marcha hacia el futuro en compañía de su perro y
en la mochila… los libros, atrás queda el pasado y largas noches de cartón.
Un vistazo a la exposición

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: