Skip to content

Rumbo al Norte VI. Destino Auray, Carnag, Quiberon,Lorient

30 noviembre, 2009

Día 24 de Agosto. 09:30. Hemos llegado a la Ville de Auray. Al llegar ¡sorpresa!, y muy agradable para las chicas. Hay mercadillo. Pero antes de empezar a verlo, hay que atender las prioridades, el desayuno. 

Auray está situada en la parte norte del golfo de Morbihan, en un lugar estratégico protegida de los vientos, donde el río y el mar se unen.
Aquí se produjo la rebelión bretona “chouannerie”, con una gran batalla en 1.364. También se cuenta que hasta aquí llegó Benjamín Franklin en 1.776.
Auray no tiene grandes y excepcionales monumentos, pero sí tiene un gran encanto. El barrio ferroviario nació alrededor de la estación y de la iglesia Charles de Blois apricipios del siglo XX y las casas presentan vivos colores, rojo, rosa, verde, amarillo, azul,…
En el pasado fue un importante puerto y desde 1.890 hasta la II Guerra Mundial fue un importante centro de fabricación de muebles en los que se tallaban temas bretones.
Recomiendo visitar el viejo puente de piedra, que data del siglo XIII. Se repara sin cesar porque sufre dos veces al día las fuertes corrientes de las mareas.
El marcadillo se extiende desde la Place de la Republique, donde se ubica el Ayuntamiento, por todas las calles a su alrededor. Se vende de todo, nosotros aprovechamos para adquirir tomates, cerveza y música bretona: “Marines” de Tri Yann.
Nos sirve de acompañamiento musical en el viaje hasta Carnag.
Carnag es uno de los lugares prehistóricos más importantes del mundo. Sus alineamientos cuentan con 3.000 menhires (piedras largas) en una longitud de 4 kilómetros. Probablemente señalan un lugar sagrado, nadie ha conseguido penetrar en su misterio. Para unos son un conjunto ligado a la realización de cálculos astronómicos, para otros, son construcciones religiosas.
Según la leyenda de San Cornelio eran romanos petrificados.
Gustave Flaubert llegó a decir que “Carnag ha inspirado la escritura de más tonterías que piedras tiene”.
A pesar de tener nombre bretón no tienen relación alguna con los celtas, aunque fueran ellos quienes las poblaron de leyendas y sueños. Estos menhires se colocaron de 1.000 a 3.000 años antes de su llegada. Lo megalitos son legado de una importante civilización desarrollada aquí en el neolítico, en la “edad de la piedra nueva”, formaba parte de un movimiento que se extendía desde la península Ibérica hasta Escandinavia.

   

Los alineamientos son menhires dispuestos en conjuntos lineales siguiendo la dirección este-oeste hacia un templo cerrado en forma de semicírculo, el de Ménec.

En Kermario los monolitos de enormes dimensiones.
“El Gigante de Manio” alcanza seis metros de altura.
Algunas de estas piedras pesan 100 toneladas. ¿Cómo se colocaron menhires y dólmenes?. Porque hay que pensar que tiene su dificultad colocar encima de una de estas “piedritas” otras de 15 ó 20 toneladas. Son algunos de los misterios de Carnag. Y allí seguirán.
Nosotros iniciamos la ruta hacia Quiberon, adonde llegamos a las 13:15. 20º.
Quiberon (tierra cortada) es una península que se enfrenta al Atlántico desde Carnag y Plouharnel, cerrando la “Cote des Megalithes” y formando la bahía de Quiberon, y apunta decidida hacia la isla Bell-Ile.
En esta localidad se encuentran algunas industrias conserveras y algunas se puedenvisitar y degustar sus productos.
Volvemos a comer extraordinariamente bien y empezamos la visita bajo una fina lluvia.
Port Haliguen, donde un viejo marino (monumento al Pescador) y una bella sirena de bronce, dan la bienvenida a los navegantes bretones junto al Faro.
La playa y el Château Turpault, son nuestras visitas antes de adentrarnos en la Côte Sauvage (Costa Salvaje). Son las 17:30, 19º.

    

   

 La Costa Salvaje recorre toda la parte Oeste de la Península, su nombre lo dice todo. Azotada continuamente por los vientos marinos, el mar arremete con furia contra la costa . Se intercalan algunas playas que hacen las delicias de los surferos, con bruscos acantilados.
Es posible hacer todo el recorrido, en coche por una carrtera que discurre paralela a la costa, que cuenta cun numerosos aparcamientos, o a pie por los numerosos caminos de arena que la recorren entre un manto herboso que cubre los acantilados.   

El recorrido finaliza en Kergroix un poco antes del itsmo de dunas de Sables Blancs, llamado “tómbolo”.
Nuestra próxima parada será Port Louis (anteriormente Blavet). Recibió el nombre en honor a Luis XIII, es un lugar estratégico en la desembocadura del río Blavet. La localidad está protegida por una fortaleza construida entre 1616 y 1622.

   

Son las 18:30, 19º.
Un bonito atardecer nos espera antes de llegar a Candán, donde dormiremos.

Una vez alojados en el hotel, nos vamos de paseo a Lorient, practicamente ya de noche.   

    

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: