Skip to content

En el Norte. Día D. Playas del Desembarco I

17 enero, 2010

Día 28, son las 09:30 horas y tenemos 19º. El día ha amanecido con nubes y claros, corre un ligero aire fresco. Abandonamos el hotel Etap de Granville y nos dirijimos al Norte. Dirección Isigny sur Mer, Carentan, en plena zona de los acontecimientos de aquellos días de Junio de 1944. Un poco de historia:

“El primer ministro británico Winston Churchill la denominó la operación “más complicada y difícil de la II Guerra Mundial”: la Operación Overlord resultó arriesgada y costosa en vidas humanas, pero el éxito de la invasión aliada del norte de Francia, iniciada el 6 de junio de 1944, fue clave en el desenlace del conflicto.
El comandante supremo de las fuerzas aliadas, el general estadounidense Dwight Eisenhower, sabía que la única forma de abrir una brecha en la “Muralla del Atlántico” era aplicar una combinación estratégica de fuerza, habilidad y, en particular, sorpresa. Para ello, en el sur de Inglaterra se constituyó una fuerza integrada por casi dos millones de hombres, con aviones bombarderos, planeadores y una importante flota naval, además de una gran variedad de artilugios militares.
El día elegido para los desembarcos aliados debía contar con la combinación perfecta de visibilidad y mareas. El primer objetivo era el 5 de junio, aunque el operativo debió aplazarse por el mal estado del tiempo. Un día más tarde, luego de un bombardeo aéreo masivo de las posiciones enemigas y de la aplicación de una ingeniosa estratagema, una flota de más de 5.000 embarcaciones zarpó rumbo a las costas de Normandía.
Soldados británicos y canadienses tomaron las playas en el este del sector elegido de la costa normanda. Ellos -al igual que las fuerzas estadounidenses que tomaron Utah en el oeste- se beneficiaron de la confusión alemana sobre la dimensión de la invasión. Sin embargo, cerca de Omaha, otra división estadounidense chocó con un importante contingente alemán, en lo que constituyó uno de los episodios más sangrientos de la Operación Overlord, y que dejó un saldo de al menos 5.000 muertos y heridos.
A pesar del gran número de bajas, las tropas de Estados Unidos lograron controlar el sector de la costa denominado Omaha hacia el fin del Día D, lo que dio a los aliados cinco puntos de anclaje a lo largo de la costa de Normandía. Al dirigirse tierra adentro, y a pesar de la reacción aletargada de los alemanes, las fuerzas del Eje mantuvieron una fuerte resistencia, lo que engrosó aún más la lista de muertos y enlenteció el avance aliado.
La lucha para la liberación de Francia tuvo un alto costo en vidas humanas. Los bombardeos aliados debilitaron las posiciones alemanas, pero inevitablemente alcanzaron tanto a ocupantes como a ocupados. La mayor parte de los pueblos y ciudades fueron castigados por las bombas y el fuego de artillería, como el estratégico centro de Caen, ya en ruinas cuando los aliados ingresaron el 19 de julio de 1944.
Once semanas después del Día D, los aliados finalmente cruzaron el Sena y liberaron París. Como parte de ese importante y simbólico triunfo, el general Charles de Gaulle, quien había dirigido la resistencia francesa desde el exilio en el Reino Unido, marchó triunfal a lo largo de los Campos Elíseos. Aún no era el fin de la guerra, pero algunos lugartenientes de Adolfo Hitler ya le advertían sobre lo crítico de la situación: era el comienzo del fin de la Alemania Nazi.
Sin necesidad de entrar en Carentan y con dirección norte, entre las localidades de Pouppeville y La Madelene, llegamos a “Utah Beach” . Este es el nombre en clave que recibió uno de los tramos de costa durante el Desembarco de Normandía. Esta playa tuvo las bajas más leves del Día D y fue tomada en el menor tiempo posible.
Hoy día, además de ser uno de los puntos obligatorios de visita en la “Ruta de las playas del Desembarco”, en un precioso lugar de ocio y deporte.
Después de un largo paseo y una visita al museo y tienda del lugar, nos vamos hacia Punta Hoc.
En este lugar los alemanes tenían emplazadas unas grandes baterías de costa.
Los Rangers del ejército norteamericano escalaron el acantilado en una audaz operación para destruirlas.
Toda la zona está llena de grandes agujeros en la tierra producidos por el previo bombardeo aliado y de restos de las estructuras de hormigón de las destruidas baterías.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: