Skip to content

OSOW. Un cielo un mundo.

12 octubre, 2010

Son poco más de las 11:30 de la mañana del pasado domingo 10 de octubre. El cielo de las playas del Parque de Garaio está cubierto por nubes grises. La intensa lluvia que ha estado cayendo durante todo el fin de semana ha descansado durante unas horas permitiendo que cientos de cometas sobrevuelen este bonito espacio natural.

Diferentes formas, figuras, tamaños y colores giran, ascienden y descienden, cubren el cielo en una creativa y hermosa danza cromática. Las Revolucion,  cometas de cuatro líneas, las pilotables de dos líneas, estáticas, las Delta de constitución triangular o las exagonales Rokaku.

Se celebra el XIII Festival de Cometas de Vitoria-Gasteiz que organiza la Asociación de Cometistas de Álava, “Lau Haizetara”.

Un festival con una gran acogida y seguimiento en todas sus actividades, vuelo libre, exhibición, combate, demostración de cometas estáticas, ballet, talleres de cometas.

Una multitud de personas cubren campas y playas, algunas como espectadoras, otras volando sus propias cometas.

Esta bonita actividad de volar cometas tiene algunos aspectos muy interesantes. Se realiza en plena naturaleza, al aire libre – un aire que tiene que tener ciertas características, no vale cualquier aire – y aún más importante, es una actividad muy adecuada para realizar en familia, es intergeneracional. Y aún más importante, genera asombro, sorpresa e ilusión en los niños y niñas. Gracias a los talleres de cometas aprenden los secretos del vuelo de cometas, cómo se deben construir para que vuelen, qué materiales se deben utilizar, cómo vuelan y por qué vuelan.

Y otra interesante cuestión, el volar cometas es una actividad que expresa una gran creatividad. Creatividad en su diseño, en su construcción y al hacerlas volar. Creatividad en movimiento, en una bella y emotiva coreografía en al que se cuida todo tipo de detalles, hasta la adecuada música. (desde The Beatles a Katie Melua, pasando por la melodía de “El hombre y la Tierra)

El domingo el verlas volar sincronizadas al ritmo de la música me llenó de emoción, era como si las notas musicales al difundirse por el aire mecieran las cometas en una bonita danza en la que persona, cometa, aire y música se unieran y fluyeran haciendo brotar escenas de arte efímero que aún retengo en mi memoria emocional y fotográfica (conseguí algunas buenas instantáneas).

Bonitos momentos que tuvieron su colofón a las 13:00 horas. Es la hora fijada en todo el mundo para volar la cometa OSOW, “Un cielo un Mundo.”

El mismo día y a la misma hora en todos los puntos del globo terráqueo donde se vuelen cometas, se levanta a los cuatro vientos una especial cometa que “aventa” cientos de mensajes de Paz.

Una conjunción que ponía en acción los cinco (o seis) sentidos porque también ayudaba el olorcillo de los pintxos y bocadillos.

Una bonita manera de pasar la mañana domingo, y la tarde, porque me quedaba el regustillo cometero.

¡ Gracias Lau Haizetara ¡

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: