Skip to content

Cuídate y disfruta

24 noviembre, 2010

La pantalla de información del vestíbulo de la estación indica un retraso de 35 minutos en la llegada del tren. Nos sentamos en un banco del andén y pasados unos minutos de charla, me dice: no esperes aita, no te quedes.

Tras las consabidas recomendaciones de padre, “que sí aita, que ya lo sé”, nos damos un abrazo y nos despedimos. Antes de marcharme le digo que intente disfrutar estudiando y ser feliz.

Él se queda allí sentado, en el mismo banco, sólo, esperando un tren que en

pocas horas le llevará a muchos kilómetros de aquí.

Fue su decisión, estudiar la carrera en otra ciudad. Es su proyecto, su ilusión, su sueño. Y sólo deseo que lo consiga, que al cabo de unos años pueda darle forma a su proyecto de vida. Proyecto que dé sentido a su vida.

Pero tendremos que esperar un tiempo con paciencia y con la misma ilusión que él, apoyándole y ayudándole en todo lo que podamos.

Ahora, hoy, saliendo de la estación, me cuesta separarme, dejarle allí sentado. Sin embargo, sé que debo tomarlo como un entrenamiento para el futuro, prepararme para “el desapego”.

A todas las personas en algún momento de nuestras vidas nos llega la hora de separarnos, los hijos de los padres y los padres de los hijos. Una separación es una situación emocionalmente complicada y que puede vivirse de muchas maneras. Pero pienso que cuando está motivada porque los hijos se van de casa a vivir de forma independiente hay que vivirlo con ilusión, con alegría y orgullo por nuestros hijos e hijas.

Ese día llegará irremediablemente, ellos y ellas orgullosos/as de su libertad. Nosotros hemos aprendido a vivir por ellos y para ellos y se sufre cuando se van.

¿Nos hemos imaginado el sabor de esa ruptura?, y hay que mirarlos marchar convenciéndose de que hay que alegrarse de esa necesaria partida.

Aquí encaja muy bien una conversación entre Anthony y su hija Julia, personajes protagonistas de la novela de Marc Levy, “Las cosas que no nos dijimos”:

Una vez cerrada la puerta hay que volver a aprenderlo todo, volver a aprender a amueblar las habitaciones vacías, a no acechar ya más el ruido de vuestros pasos, a olvidar esos crujidos tranquilizadores en la escalera cuando volvíais tarde por la noche, y uno se dormía por fin tranquilo. Y ahora hay que conciliar el sueño en vano puesto que ya no volveréis.

¿Ves Julia mía?. Sin embargo, ningún padre ninguna madre se vanagloria de ello, en eso consiste amar, y no tenemos elección puesto que os amamos.

Y así es, no tenemos elección, y este proceso de desapego debemos vivirlo con ilusión, con entusiasmo, con alegría, evitando toda tristeza, desencanto, o miedo. Ver esta situación de vida como una nueva oportunidad, de reencontrarnos como personas y como pareja. Quizás dispongamos de más tiempo libre para nosotros, para fortalecer y vivir con intensidad, dedicación y sentido la relación de pareja, y de padres.

Es un buen momento de la vida para evaluar el grado de desarrollo de nuestras competencias emocionales, de afrontar los cambios (y cuanto más contribuyamos a ellos mejor), de encontrar nuevas motivaciones.

Y al mismo tiempo disfrutar del cambio de relación que se produce con ellos y ellas. Les veremos memos, pero cuando lo hagamos será de manera más intensa, cada ocasión será un reencuentro, una nueva oportunidad para que nos cuenten cambios, evoluciones en sus vidas, será el momento de ver y apreciar que desarrollan sus proyectos de vida de forma autónoma, y tal vez nos demos cuenta del resultado de nuestra actuación como padres y madres y sentirnos orgullosos de ellos y ellas.

¿Qué pensáis al respecto?

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: