Skip to content

Rumbo al Este VI.Innsbruck-Krimmler Wasserfalie-Carretera del Grosglockner-Obertraum

4 diciembre, 2010

17 de agosto de 2010

Son las 08:15, la mañana ha amanecido fresca, 12º, y ha llovido. Arrancamos con el deseo de que el tiempo mejore a lo largo de la mañana.

El objetivo del día es dirigirnos hacia el sur hasta las cataratas Krimml, desde allí, pasando por Lienz, recorrer la carretera del Gorssglockner (que tantas expectativas nos ha generado) de sur a norte y después hacia el este, hasta Obertraum a dormir. Muchos kilómetros de carretera por delante.

Dejamos atrás Innsbruck por la E 45-60 hasta Wiesing para después recorrer la carretera 169 donde podemos apreciar detalles de la Austria “profunda”, ganado por la carretera, y también algunos bonitas localidades; Uderns, Aschau, o Zell a Ziller, lugar donde iniciamos la carretera Gerlostal que lleva diorectamente a Gerlos, y a través de Gerlospass (1.628 m.), donde se ubica una pequeña y coqueta estación de esquí, a Krimml. Aquí están las Krimmler Waserfalle, las cataratas de Krimml.

Son las cataratas más altas y grandes de Europa y las quintas del mundo. Tienen una impresionante caída de 380 m. de altura en tres saltos. Un camino preparado permite acceder a este majestuoso y “ruidoso” espectáculo acuático de la naturaleza con exuberante vegetación. El camino, de 4 kilómetros de largo, va subiendo hasta el Krimmler Achental, un circo montañoso que recoge el agua en una amplia llanura para luego dejarse caer por las cataratas y dar origen al río Krimml, y ofrece con 12 paradas unas vistas espectaculares a las cascadas, que fueron premiadas en el año 1967 con el diploma europeo de protección de la naturaleza. Hay que pagar 7,50€ para acceder al recorrido.

Hemos llegado a las 09:50, el día sigue muy nublado, fresco y algo lluvioso. A las 12:00 después de almorzar un poquito, salimos dirección Lienz.

Al llegar a Mitersill hay que dirigirse hacia el sur y cruzar el Ferlbertauerntunnel a un módico precio de 10,00 euros, para adentrarse por la Tauerntal en el Parque Nacional Hohe Tau Ern.

A las 13.45 l cruzamos Lienz, con 22º, nubes y claros, y gente en bañador.

Desde Lienz hay que ascender de forma súbita hacia el norte hasta Aselsbergpass, 1.204 m. y continuar hasta Heiligenblut, una estación de esquí donde comemos en un típico restaurante austriaco. Es la puerta de entrada a la carretera alpina del Grossglockner. Fue inaugurada en el año 1935. Se denomina así porque cruza el parque y desde ella se divisa todo el macizo del Grossglockner, (montaña más alta de Austria), 3.798 metros y su glaciar, el Pasterze, el glaciar más grande de Austria

Esta carretera es realmente espectacular, aunque enseguida nos damos cuenta que hoy no tendremos suerte con el tiempo, está muy nublado por lo que apenas tenemos visibilidad.

Abonamos los correspondientes 28 euros para poder recorrer sus 52 kilómetros, 11 puntos de observación, 36 curvas cerradas y una altitud máxima de 2.504 metros. Atraviesa una región montañosa excepcional, con impresionantes montañas con hielo y nieve perpetua hasta el pie mismo del Grosglockner, la loma Kaiser-Franz-Josefs-Höbe que es el punto 11. Está compuesto por un gran aparcamiento cubierto tipo silo, tienda, cafetería y centro de interpretación con un gran mirador.

Todas las maravillas descritas nos las imaginamos, porque cada vez el tiempo está peor, cada vez más nublado, un frío y fuerte viento acompañado de lluvia nos anima a retirarnos.

El descenso se nos hace eterno, en medio de una intensa niebla que nos obliga a extremar las precauciones al volante. No nos relajamos y respiramos tranquilos hasta las cercanías de Zell a. See. Y lo más curioso es que para salir de la carretera debemos abonar otros 10 euros. ¡Pero si no hemos podido ver nada!.

Continuamos viaje, aún nos quedan algo más de 100 kilómetros y cerca de dos horas al volante. Obertraun es un pueblo en la zona de Salzkemmergut. Se encuentra a un lado del Hallstatërsee, un lago que da nombre a la cultura de Hallstatt (cultura de la prehistoria, da su nombre debido a la concentración de restos de esa cultura en las orillas del lago). Obertraun es un pequeño pueblo desde el cual se puede subir en teleférico a la cordillera del Dachstein.

Al llegar comprobamos el acierto en la elección del hotel, bonito y acogedor, con una decoración típica y esmerada y junto a la orilla del lago. Lo veremos mejor mañana a la luz del día.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: