Skip to content

Carta a mi blog

19 marzo, 2011

Mi querido blog:

Son varios los motivos por los que te escribo estas líneas. Quiero pedirte perdón porque sé que últimamente no te he prestado la tención que te mereces y necesitas. Soy muy consciente que además, al no atenderte yo, las personas, amigos y amigas que tenemos en común también te irán dejando poco a poco.

Querido Faro, bien sabes que esto es algo que no me gusta y que me duele. Es uno de los sentidos de mi vida, preocuparme y atender a los demás y siento que cuando te atiendo mucho a ti,  igual que me pasa ahora contigo, no atiendo debidamente a las personas que me rodean y quiero. Y claro, sin que te suene a disculpa, hay que priorizar.

Me preocupa no poder verte todos los días, al menos eres lo primero que veo cuando accedo a este inmenso mundo de megas y gigas,  y te agradezco muchísimo que no te moleste que te utilice para contactar con otras personas y con sus blogs, y que no sientas celos, me demuestras tu apertura y comprensión.

Sabes que sólo dispongo de una parte de las tardes para estar contigo, y no todos los días consigo disponer de ese tiempo. Conoces bien mis diversas actividades y compromisos y también, que hay días que el cansancio- físico y emocional- me puede y entonces le dedico una especial atención a sofá,  ¡cuántas tardes os comparto !. Veo que no te molesta, eso me alegra, os lleváis bien sofá y tú.

Hay tardes que pienso que quizás tenga que dejar de hacer alguna de estas actividades, pero por otra, creo que perdería estímulos, ideas y motivos para mantener nuestra relación. Son tantas y tantas las cosas, pensamientos e ideas que continuamente me vienen a la cabeza,…que tú eres un buen medio para vaciar la cabeza y compartirlas con otras personas.  Es una de tus funciones, pero como puedes ver, de momento se me están amontonando en las libretas de notas.

Pronto hará dos años que llevamos juntos, desde que Julen y Pablo me animaron a esta notable actividad de escribir post, que por cierto, mira que requiere compromiso. Hace unos pocos meses y con la  inestimable ayuda de Naiara te cambiamos de domicilio, de vestimenta y de sentido.

Y aquí estamos, no sé, estoy pensando en alto,  puede que sean mis neuras y me esté preocupando en exceso y sin motivo, ni siquiera te he preguntado a ti.  Pero creo que tenemos que repensarnos un poco nuestra  relación.

Yo de momento te pido un poco de paciencia y me comprometo a hacer un esfuerzo para darte actividad dando rienda suelta a mi imaginación y experiencias de vida.

Mi querido Faro, a la espera de tus noticias recibe un cariñoso abrazo de farero.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: