Skip to content

15-M. UN CONTAGIO EMOCIONAL

1 junio, 2011

Ya estamos en junio, quedan escasos días para que los resultados de las urnas se vean reflejados en las composiciones políticas de las diferentes administraciones públicas locales y autonómicas en las que se han celebrado elecciones. Veremos hasta qué punto se ven reflejadas las decisiones de los votantes.

Han pasado quince días desde el 15-M y tras las últimas reflexiones y asambleas el movimiento de indignados ha tomado la decisión de continuar ocupando plazas y espacios públicos en una muestra de resistencia y manifestación pacífica.

Personalmente creo que ya habría que pasar a otro tipo de acciones más concretas y de resultados tangibles. Pero esto no es la cuestión de este post.

Quisiera aportar mi análisis desde la perspectiva de la inteligencia emocional y social, desde la sociología de las emociones. Algo que ya inicié en post anteriores.

En mi opinión quienes participan en este movimiento han dado una lección de ciudadanía activa, participación ciudadana alternativa. Una parte de la sociedad ha puesto de manifiesto su rechazo al funcionamiento de algunos de los sistemas (político, electoral) que manejan los hilos de nuestra convivencia política, económica y social.

Han actuado de manera espontánea, pacífica y ordenada, utilizando el espacio público a modo de ágora (desde el punto de vista político al ser lugar de reunión de los ciudadanos para discutir sobre los problemas de la comunidad y decidir colectivamente sobre las leyes)    Este movimiento ha supuesto un contagio emocional colectivo.

Recordemos a Ovidio Peñalver, en su libro Emociones Colectivas comenta que la interacción de las personas y por tanto de sus emociones, conforman una emocionalidad colectiva en un juego de influencias.

Bien es sabido que las emociones se contagian y este contagio tiene un efecto exponencial y este juego de influencias ha supuesto, en este caso, un ejemplo de regulación y expresión emocional colectiva.

Se ha puesto en práctica la Inteligencia Emocional para reconducir con una buena gestión emocional, emociones como crispación, ira, enfado, frustración, indignación de manera adecuada y eficaz para crear algo diferente de forma pacífica y con respeto y generar ilusión, esperanza, orgullo, alegría, emociones positivas que ayudan a superar el miedo social y crear sinergias.

Una situación de empatía que abre puertas al mundo de las emociones sociales que a su vez, son promotoras de conductas de interrelación entre individuos.

Es a través de la Inteligencia Emocional y Social como se desarrolla la capacidad de los individuos para relacionarse con los demás, generando apego y cooperación, evitando conflictos.

Se ha afrontado una situación con la que no se está de acuerdo con una búsqueda de soluciones a problemas sociales a través de la cooperación social en la que participan de manera directa agentes sociales afectados. No sólo son jóvenes, son personas de todas las edades las que se han sumado a este ilusionante movimiento.  Tengamos en cuenta que en las relaciones sociales hay pocas cosas que duelan tanto como sentirse excluido y entre estas personas hay muchas que están en riesgo de exclusión social.

 Podríamos compararlo con un efecto mariposa en el que pequeñas acciones vitales bien dirigidas pueden desencadenar grandes resultados y cambiar el sentido y destino de personas o sistemas enteros. Esa es la esperanza que portan como estandarte.

Como digo, nos están dando una Imagen de un futuro posible que impulsa y provoca energía y confianza.

Porque las emociones pueden influir en la creatividad, no sólo de manera simultánea sino también en el rendimiento posterior de las personas, dando lugar a ideas días más tarde. Así se expresa Ignacio Morgado, con el que estoy totalmente de acuerdo, en Emociones e Inteligencia Social.

 Creo que en el fondo, muchos deseamos que este movimiento suponga un gran paso hacia una transformación social, que suponga una auténtica innovación social.  Y algo de esto ya tiene porque se está aprendiendo que a través de las emociones sociales de ponen en juego valores finales, valores éticos como la  compasión, generosidad solidaridad, gratitud, cooperación y amor altruista.

¿Creéis que puede ser un buen paso en el largo camino de la creación de una nueva sociedad, diferente y mejor?

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 10 abril, 2013 5:21 AM

    Way cool! Some extremely valid points! I appreciate you
    writing this post and the rest of the website is really good.

  2. 12 abril, 2013 10:50 PM

    thank you very much for your comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: